fbpx

Inmunosenescencia: causa, efectos y posibles soluciones

A medida que vamos envejeciendo, también lo hace nuestro sistema inmune. A este deterioro gradual del sistema inmune se le conoce como inmunosenescencia y, aunque se trate de un proceso natural en todos los seres humanos, hay componentes, como los probióticos, que pueden ayudar a que nuestras defensas sigan funcionando correctamente.

Los ancianos son más susceptibles a las infecciones y a sus consecuencias debido a una respuesta inmunitaria deficiente. Durante la vida de una persona, su sistema inmune tiene que hacer frente a una exposición continua a una gran variedad de antígenos. Este trabajo inmunitario implica un desgaste que se conoce como inmunosenescencia y que se encuentra en la base de los cambios relacionados con la edad.

La inmunosenescencia consiste en la acumulación de defectos moleculares y celulares, fenómenos involutivos e hiperestimulación del sistema inmunitario, lo que produce un estado crónico de inflamación de grado bajo conocido como “inglammaging” (de los términos en inglés inflammation y ageing). Este fenómeno provoca que las personas sean más proclives a contraer infecciones y patologías derivadas con la edad, así como problemas relacionados con el tracto digestivo, como diarrea asociada a Clostridium difficile, por ejemplo.

Estudios realizados sobre este tema han encontrado cambios clave en la microbiota de los ancianos que incluyen, entre otros, la disminución en el número total de bacterias y de la diversidad de especies de bifidobacterias, así como de la disponibilidad de ácidos grasos de cadena corta (SCFA). Asimismo, se ha demostrado que en los ancianos se reduce el número de bifidobacterias, bacteroides y lactobacilos, y que este grupo de edad alberga porcentajes más altos de hongos y enterobacterias en comparación con los adultos más jóvenes.

Como ya hemos comentado, la inmunosenescencia es un proceso natural asociado al envejecimiento. No obstante, hay mecanismos y componentes que pueden ayudar a nuestro organismo a contrarrestar los efectos de este fenómeno, como mantener la salud de nuestra microbiota a pleno rendimiento, algo para lo que nos pueden ayudar los probióticos.

¿Cómo actúan los probióticos?

Los probióticos pueden estimular el sistema inmunitario. Para ello, envían señales desde el lumen intestinal interaccionando con las células dendríticas del sistema inmunitario que presentan terminaciones en la luz del intestino.

Un estudio realizado en colaboración con el Hospital de Niños Wilhelmina enUtrecht (Holanda) demostró que cepas como la Lactococcus lactis W19 y Lactobacillus acidophilus W22 demostraron capacidad para estimular el sistema inmunitario.

No obstante, para que puedan desempeñar sus funciones plenamente, debemos asegurarnos de que sea un probiótico de calidad que pase por el tracto intestinal manteniendo intactas sus propiedades. Probióticos realizados con la tecnología ProbioAct o con cápsulas gastrorresistentes garantizarán una mayor supervivencia de las bacterias y una mayor calidad y eficacia del producto.

Bibliografía

1. SOLCHEM NATURE SL.
2. Saunier K, Dore J. Gastrointestinal tract and the elderly: functional foods, gut microflora and healthy ageing. Dig Liver Dis 2002;34 Suppl 2:S19-24.
3.Hebuterne X. Gut changes attributed to ageing: effects on intestinal microflora. Curr Opin Clin Nutr Metab Care 2003;6:49-54.
4.Woodmansey EJ. Intestinal bacteria and ageing. J Appl Microbiol 2007;102:1178-86.
5. Cusack S, O’Toole PW. The human intestinal microbiota, diet and health – from infancy to old age. AgroFOOD industry high-tech 2010;21:32-5.
6.Mariat D, Firmesse O, Levenez F, et al. The Firmicutes/Bacteroidetes ratio of the human microbiota.
7.Timmerman HM, Koning CJ, Mulder L, Rombouts FM, Beynen AC. Monostrain, multistrain and multispecies. International Journal of Food Microbiology 2004;96(3):219-33.
8.Pitkala KH, Strandberg TE, Finne Soveri UH, Ouwehand AC, Poussa T, Salminen S. Fermented cereal with specific bifidobacteria normalizes bowel movements in elderly nursing home residents. A randomized, controlled trial. J Nutr Health Aging 2007;11:305-11.
9. An HM, Baek EH, Jang S, et al. Effcacy of Lactic Acid Bacteria (LAB) supplement in management of constipation among nursing home residents. Nutr J 2010;9:5.

Suscribete