Plantas contra las alteraciones emocionales

May 3, 2019 | Salud

El estrés emocional es un factor que acompaña y/o puede estar en el origen de diversas afecciones físicas o mentales. Alteraciones como el insomnio, las contracturas musculares y la depresión, entre otras muchas dolencias, suelen relacionarse con los estados de ansiedad, cuya generalización entre la población los ha convertido en un problema común de salud mental, objeto de consulta frecuente en los centros de atención primaria. Los productos terapéuticos basados en plantas medicinales ―utilizadas tradicionalmente en el tratamiento de alteraciones emocionales― son hoy de uso habitual en el mundo y pueden ser un complemento a la hora de regular estos estados de salud.

VALERIANA

Valeriana officinalis L.

Se ha podido corroborar científicamente que la valeriana ayuda a conciliar y regular el sueño. En un estudio contrastado, doble ciego y aleatorizado destinado a la investigación de estados de ansiedad generalizada, les fueron administrados durante cuatro semanas valeriana, diazepam o placebo a 36 pacientes. Los resultados demostraron que no existían grandes diferencias entre el grupo que había usado la valeriana y el que utilizó el diazepam (1).
A continuación se enumeran algunas de las propiedades presentes en la valeriana (2,3):

  • Favorece la relajación y el bienestar mental y físico.
  • Potencia la tranquilidad en estados de irritabilidad.
  • Contrarresta el estrés de un estilo de vida ajetreado.
  • Ayuda a mantener un sueño natural.

Múltiples investigaciones han evidenciado que la raíz de valeriana puede acortar el tiempo de conciliación (inducción) del sueño, sin que se hayan constatado ni efectos de dependencia ni la severidad de efectos secundarios que suelen presentar los hipnóticos sintéticos (4).

Valeriana
Sauce

SAUCE

Salix alba L.

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) ha autorizado el uso del sauce para el tratamiento del dolor de espalda (5).
Dos ensayos clínicos han evidenciado la capacidad del sauce para el alivio del dolor a corto plazo, a lo que se suma su utilidad como dosis de rescate para acompañar tratamientos con antiinflamatorios no esteroideos. Otro ensayo clínico ha demostrado que el sauce es equivalente a una dosis de 12.5 mg de rofecoxib (un antiinflamatorio no esteroideo) (6).
El sauce puede ser asimismo un complemento ideal para el tratamiento de dolores musculares que tengan un componente de estrés emocional.
Otros usos contrastados del sauce son:

  • Contribuye a una relajación óptima.
  • Ayuda al mantenimiento del bienestar mental y físico.
  • Favorece un sueño saludable.

ESPINO BLANCO

Crataegus oxyacantha L.

Se trata de uno de los tónicos cardíacos más utilizados en la actualidad, capacidad corroborada clínicamente en ensayos realizados tanto en animales como en humanos (7).
La investigación exhaustiva de su composición química ha permitido evaluar clínicamente sus propiedades, entre las que se cuentan diversos componentes activos, siendo los fenoles ―y especialmente los flavonoides― los principales.
El espino blanco ha demostrado tener un efecto depresor sobre el sistema nervioso central que puede ser útil en estados de hiperactividad nerviosa, presentes, por ejemplo, en personas con síndrome de ansiedad crónica. Asimismo, y de forma paralela a sus propiedades ansiolíticas, puede ser un complemento eficaz para el tratamiento de alteraciones cardiacas (8).
En un estudio de vigilancia, les fueron administrados 900 mg diarios de extracto de espino a blanco a 1.476 pacientes con insuficiencia cardiaca de grado I y II. Al cabo de ocho semanas de tratamiento, se observó una mejoría global del 66,6%, junto a una ausencia casi absoluta de síntomas en los pacientes con grado I (9).
La Agencia Europea de Medicamentos aprueba los siguientes usos tradicionales del espino blanco:

Para el alivio de síntomas cardiacos temporales (palpitaciones, percepción de los latidos del corazón, etc.) debidos a cuadros leves de ansiedad, tras haber sido descartada la existencia de otras patologías.
Para el alivio de síntomas de ansiedad y como ayuda para la conciliación del sueño.

Espino Blanco
Sauce

PASIFLORA

Passiflora incarnata L.

La pasiflora se ha venido utilizando tradicionalmente en terapias naturales contra la ansiedad. En dos estudios realizados sobre un total de 198 participantes, los resultados arrojaron una eficacia muy similar a la de las benzodiacepinas, pero con una menor incidencia de efectos secundarios (10). Asimismo, la Agencia Europea de Medicamentos ha ratificado la utilidad de esta planta para el alivio de los síntomas leves de estrés y la conciliación del sueño.
Por otra parte, recientes investigaciones han revelado la capacidad de la pasiflora como inhibidor de diversos antagonistas de los receptores GABA, así como del proceso de recaptación de GABA, sin que ello afecte a su liberación (11).
Algunas de las propiedades reconocidas de esta planta son:

  • Gracias a su efecto relajante, ayuda a inducir la calma, el descanso y el sueño.
  • Es altamente recomendable para personas con sensación de debilidad y fatiga.

ESPLIEGO

Lavandula angustifolia Mill.

Tradicionalmente ha sido utilizado de forma terapéutica contra los estados de inquietud e irritabilidad, así como inductor y facilitador del sueño, uso corroborado por la Agencia Europea de Medicamentos, que aprueba el empleo tanto de su flor como de su aceite esencial también para el alivio de síntomas leves de estrés mental y agotamiento (12, 13). A dichas propiedades hay que sumar, además, su acción espasmolítica, sedante y ansiolítica.
Estudios llevados a cabo en humanos han mostrado cómo la inhalación de su aceite esencial promueve un patrón de ondas cerebrales asociado a estados de relajación, por un lado, e incrementa la capacidad de concentración, por otro.
En cuanto a su capacidad ansiolítica, ha quedado certificada por diferentes estudios; en uno de ellos, realizado en pacientes sometidos a cirugías para el control de la obesidad, les fue administrado espliego durante el posoperatorio a través de la mascarilla de oxígeno. El resultado fue que los citados pacientes requirieron una cantidad menor de morfina que el resto (14).

Espliego
Mejorana

MEJORANA

Origanum majorana L.

Aunque desde antiguo se ha venido utilizando para el alivio sintomático de los espasmos gastrointestinales y como remedio para la irritación de las fosas nasales, sus propiedades relajantes lo convierten también en un impulsor del bienestar físico, tal como han demostrado diversas pruebas con técnicas de biorresonancia, en las que se ha podido corroborar que la inhalación del aceite de esta planta regula las ondas cerebrales (15).

AMAPOLA

Papaver rhoeas L.

Sus efectos sedantes, conocidos y empleados desde antaño, han sido corroborados por numerosos estudios, uno de los cuales ―en investigación preclínica y con una dosis de 400 mg/kg―  demostró igualmente la capacidad de la amapola para contrarrestar el impacto del estrés medible en sangre, efecto directamente proporcional a la dosis administrada (17).
Algunas de las propiedades certificadas de esta planta son:

  • Induce de forma efectiva el sueño.
  • Contrarresta los efectos de la inquietud.
  • Contribuye a reducir la irritabilidad.
Amapola
Tila

TILA

Tilia platyphyllos Scop.

Su acción sedativa, demostrada en investigaciones preclínicas, queda apoyada por un reciente estudio con animales, en el curso del cual extractos de tila administrados en dosis de 10 a 100 mg/kg produjeron efectos sedativos en ratones (18).
Tales efectos sedativos están probablemente relacionados con sus aceites volátiles citral, eugenol y limoneno (19). Asimismo, sus cualidades antiespasmódicas, aprovechadas ya por algunas medicinas tradicionales, han sido corroboradas mediante investigación (20).
Otras propiedades reconocidas de la tila son las siguientes:

  • Ayuda a mantener una relajación óptima.
  • Contribuye a un sueño saludable.

ESCHOLTZIA

Eschscholzia californica Cham.

La Agencia Europea de Medicamentos ha reconocido las siguientes propiedades terapéuticas de la escholtzia o amapola de California:

  • Alivia los síntomas del estrés emocional moderado.
  • Contribuye al sueño.

En un estudio en el que fueron tratados con escholtzia durante seis meses 60 que sufrían desórdenes del sueño, los resultados permitieron un balance excelente: un 43% de los pacientes experimentó una clara mejoría en la calidad del sueño, un 43% experimentó una mejoría moderada y un 14% abandonó el estudio por falta de eficacia. Los autores concluyeron que la Eschscholzia californica ejerce una acción positiva, eficaz y constante en los desórdenes del sueño (21).

Escholtzia
Azahar

AZAHAR

Citrus aurantium L.

Gracias al linalool y al limoneno ―que otorga a los cítricos su fragancia característica―, la esencia del azahar contiene propiedades ansiolíticas y sedantes (16).
Algunas de las propiedades comúnmente aceptadas del azahar son las siguientes:

  • Contribuye al sueño natural.
  • Contrarresta el estrés de un estilo de vida ajetreado.
  • Promueve la relajación y bienestar físico.

CONCLUSIÓN

Como hemos podido constatar, existen numerosas opciones que la naturaleza nos brinda a través de las plantas para coadyuvar al tratamiento de estados de ansiedad, insomnio y dolores musculares asociados. Dotadas de una composición única de componentes organizados de forma armoniosa, las plantas constituyen un tesoro terapéutico difícil de imitar.
Es también reconocido el hecho de que utilizar un principio activo aislado de los demás componentes de una planta desperdicia la sinergia que existe entre sus diferentes constituyentes, lo que en ocasiones puede potenciar efectos secundarios indeseados, sobre todo cuando se trata de productos elaborados de manera sintética.
Utilizar plantas medicinales para modular afecciones físicas o mentales es una oportunidad de aprovechar la sabiduría de la naturaleza para sanarnos.

BIBLIOGRAFÍA

1. Miyasaka, L. S.; Atallah, Á. N. y Soares, B. (2006): «Valerian for anxiety disorders», Cochrane Library, 18 de octubre de 2006 (online).

2. Lindahl, O. y Lindwall, L. (1989): «Double blind study of a valerian preparation», Pharmacology Biochemistry and Behavior, 32 (4): 1065-6.

3. Leathwood, P. D.; Chauffard, F.; Heck, E. y Munoz-Box, R. (1982): «Aqueous extract of valerian root (Valeriana officinalis L.) improves sleep quality in man», Pharmacology Biochemistry and Behavior, 17 (1): 65-71.

4. Wheatley, D. (2001): «Kava and valerian in the treatment of stress-induced insomnia», Phytotherapy Research, 15: 549-51.

5. Oltean, H.; Robbins, C.; Van Tulder, M. W.; Berman, B. M.; Bombardier, C. y Gagnier, J. J., (2014): «Herbal medicine for low back pain», Cochrane Library, 23 de diciembre de 2014 (online).

6. Gagnier, J. J.; Van Tulder, M. W.; Berman, B. y Bombardier, C. (2007): «Herbal medicine for low back pain: a Cochrane review», The Spine Journal, 32 (1), 82-92.

7. Ammon, H. y Kaul, R. (1994): «Heat circulation mechanism of action of Crataegus extract, flavonoid and procyanidin. Part I. History and workings», Deutsche apotheker zeitung., 134: 433-6.

8. Pittler, M. H.; Schmidt, K. y Ernst, E. (2003): «Hawthorn extract for treating chronic heart failure: meta-analysis of randomized trials», American Journal of Medicine, 114: 665-74.

9. Leuchtgens, H. (1993): «Crataegus Special Extract WS 1442 in NYHA II heart failure. A placebo controlled randomized double-blind study», Fortschritte der Medizin, 111: 352-4.

10. Miyasaka, L. S.; Atallah, Á. N. y Soares, B. (2007): «Passiflora for anxiety disorder», Cochrane Library, 24 de enero de 2007 (online)

11. Appel, K.: Rose, T.; Fiebich, B.; Kammler, T.; Hoffmann, C. y Weiss, G. (2011): «Modulation of the γ-aminobutyric acid (GABA) system by Passiflora incarnata L.», Phytotherapy Research, 25 (6): 838-43.

12. European Medicines Agency (EMA) y Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC) (2012): «Community herbal monograph on Lavandula angustifolia Miller, aetheroleum», Londres, EMA. Doc. ref.: EMA/HMPC/143181/2010. Adoptado: 27 de marzo de 2012.[/one_half]

13. European Medicines Agency (EMA) y Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC) (2012): «Community herbal monograph on Lavandula angustifolia Miller, flos», Londres, EMA. Doc. ref.: EMA/HMPC/734125/2010. Adoptado: 27 de marzo de 2012.

14. Wan-ki Lin, P.; Chan, W.; Fung-leung Ng, B. y Chiu-wa Lam, L. (2007): «Efficacy of aromatherapy (Lavandula angustifolia) as an intervention for agitated behaviours in Chinese older persons with dementia: a cross-over randomized trial», International Journal of Geriatric Psychiatry, 22: 405-10.

15. Cabaña-Muñoz, M. E.; Pérez Laso, C.; Parmigiani-Izquierdo, J. M. y Merino, J. J. (2016): «Origanum majorana Essential Oil Reduces VAS Score and Modulates Cerebral Activity during 10 NeurOptimal® Sessions in Patients», International Journal of Science and Research, 5 (7): 2126-36

16. Suryawanshi, J. A. S. (2011). «An overview of Citrus aurantium used in treatment of various diseases», African Journal of Plant Science, 5 (7): 390-95.

17. Soulimani, R.; Younos, C.; Jarmouni-Idrissi, S.; Bousta, D.; Khallouki, F.; Laila, A. (2001): «Behavioral and pharmaco-toxicological study of Papaver rhoeas L. in mice», Journal of Ethnopharmacology, 74: 265-74.

18. Coleta, M.; Campos, M. G.; Cotrim, M. D. y Proença da Cunha, A. (2001): «Comparative evaluation of Melissa officinalis L., Tilia europaea L., Passiflora edulis Sims. and Hypericum perforatum L. in the elevated plus maze anxiety test», Pharmacopsychiatry, 34 (suppl. 1): S20-S21.

19. Cauffield, J. S. (2001): «Supplements used to treat sleep disorders», US Pharmacist, 6: 50-60.

20. Barnes, J.; Anderson, L. A. y Phillipson, J. D. (2002): Herbal Medicines: A Guide for Healthcare Professionals,Londres, Pharmaceutical Press, 2.ª ed.,: 323-4.

21. European Medicines Agency (EMA) y Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC) (2015): «Assessment report on Eschscholzia californica Cham., herba», Londres, EMA. Doc. ref.: EMA/HMPC/680375/2013. Adoptado: 28 de enero de 2015.

Equisalud versión impresa

Portada Equisalud Magazine 01

EQUISALUD MAGAZINE

NÚMERO 1

En Magazine

Noticias

Suscribete