La bardana (Arctium lappa) se emplea por sus ricos compuestos como la inulina, ácidos fenólicos y fitoesteroles, tiene importantes propiedades depurativas, diuréticas, estomacales, colagogas. Se utiliza principalmente la raíz.

Estimula la producción de bilis, reduce la hinchazón, ayuda a combatir el acné, tonifica el hígado y mejora sus funciones. Además, es un gran fortalecedor del sistema inmunológico.