La L-arginina es un aminoácido esencial implicado en diversas funciones orgánicas. Aunque no es considerado un aminoácido esencial ya que el cuerpo puede producirla a partir de la glutamina, el ácido glutámico y la prolina; sin embargo, para cubrir los requerimientos diarios de este aminoácido se requiere su ingesta diaria.

Está involucrado en la producción del óxido nítrico, esencial para la homeostasis vascular, el sistema endocrino e inmune. Está implicada en la función eréctil y la fertilidad masculina.

La arginina esta implicad en la detoxificación del amoniaco en el ciclo de la urea.